Nueva Ley de Arriendo en Chile 2022: ¡Una actualización importante!

Nueva Ley De Arriendo Chile 2022 Diario Oficial

La nueva ley de arriendo 21.461, se promulgó el 30 de junio del 2022 y pretende poner fin a las malas prácticas en este rubro, entregando más posibilidades y mayor seguridad, tanto para quienes arriendan un inmueble como para aquellos que quieren comprar una vivienda de inversión. 15-06-2023

¿Qué sucederá si no me pagan el arriendo ahora?

Según Mario Espinosa, abogado de grupodefensa.cl, una de las principales novedades de la nueva Ley de Arriendo en Chile es la implementación de procedimientos más rápidos y eficientes para que los arrendatarios puedan recuperar su propiedad lo antes posible. Esto busca evitar que las situaciones se prolonguen innecesariamente en el tiempo.

¿Cuáles son mis opciones si quiero que mi arrendatario desocupe mi casa?

En los contratos de arrendamiento, siempre se establece un plazo de anticipación para notificar la finalización del contrato. Esto aplica tanto si eres el arrendatario y deseas irte, como si eres el arrendador y quieres solicitar la devolución del inmueble. Según los expertos, es importante respetar este plazo, pero en caso de no hacerlo, se recomienda actuar lo más rápido posible.

Es común que muchas personas actúen de buena fe al esperar a aquellos inquilinos que no cumplen con el pago del arriendo, incluso durante varios meses. Sin embargo, es fundamental tomar una decisión a tiempo para asegurar un caso exitoso: “Cuanto más tiempo pase, menos probabilidades habrá de que paguen esa deuda y se demorará aún más en recuperar la propiedad”, explicó Espinosa.

¿Qué sucede si la situación empeora?

Entendemos que algunas personas pueden enfrentar dificultades económicas y dejar de pagar el arriendo. Sin embargo, también es común que se generen atrasos en los pagos de servicios básicos e incluso daños o destrucción a la propiedad arrendada. Para evitar situaciones complicadas para ambas partes, lo más justo sería que, en caso de una deuda impaga, se devuelva la propiedad lo antes posible. Esto permitiría resolver el problema y evitar mayores inconvenientes tanto para el arrendador como para el arrendatario.

La nueva Ley de Arriendo en Chile 2022, publicada en el Diario Oficial, tiene como objetivo principal brindar mayor tranquilidad a las personas que se encuentran involucradas en procesos de arrendamiento. Esta modificación legal busca agilizar los procedimientos y garantizar una justicia más rápida y efectiva para todos los involucrados.

You might be interested:  Ley de Quiebra Persona Natural en Chile: Protegiendo a los Deudores

Una de las principales preocupaciones de quienes se ven afectados por conflictos relacionados con arriendos es la demora en la resolución de estos casos. Con esta nueva ley, se espera que los procesos sean mucho más expeditos, permitiendo así una pronta restitución de las propiedades.

Es importante destacar que esta modificación legal no solo beneficia a los arrendatarios, sino también a los propietarios. Ambas partes podrán contar con un marco jurídico claro y actualizado que regule sus derechos y deberes durante todo el proceso de arrendamiento.

Nueva Ley de Arriendo en Chile 2022: ¿Qué implica?

  • Restitución anticipada del inmueble

La nueva ley de arriendo en Chile 2022 otorga al juez una nueva facultad, que le permite tomar como medida precautoria la restitución anticipada del inmueble. Además, se le autoriza a ordenar el desalojo del arrendatario demandado con ayuda de la fuerza pública, si es necesario. Estas medidas aplican en casos donde se solicite la terminación del contrato y la devolución de la propiedad arrendada.

El juez tiene la facultad de analizar las situaciones y solicitar, antes de proceder a la restitución anticipada, que el demandante proporcione una garantía que permita compensar al arrendatario por los daños sufridos con el desalojo. Esto aplica en caso de que no se le condene a devolver la propiedad en la sentencia definitiva del juicio.

La nueva ley de arriendo en Chile 2022 también establece un proceso judicial más sencillo y rápido para el cobro de las rentas adeudadas y la restitución del inmueble arrendado. En este sentido, se requiere que la demanda incluya información sobre los gastos comunes y los consumos pendientes. Además, se solicita al deudor que pague las rentas atrasadas y las deudas mencionadas en un plazo máximo de diez días corridos.

En caso de que el arrendatario no realice el pago correspondiente o no se presente ante la situación, será condenado a pagar la deuda reclamada y se procederá a su desalojo del inmueble en un plazo máximo de 10 días.

Cuando los contratos no estén registrados por escrito, se asumirá que la renta es el monto indicado en los depósitos o comprobantes de pago durante al menos tres meses seguidos. Si estos no existen, se considerará que la renta es la declarada por el arrendatario.

La nueva ley de arriendo en Chile: ¿Cómo funciona?

A partir de junio de 2022, comenzó a regir en Chile la ley 21.461, popularmente conocida como “Devuélveme mi casa”. Esta legislación tiene como objetivo principal agilizar el proceso de cobro del arriendo y el desalojo de viviendas en situaciones donde no se realiza el pago correspondiente o se producen daños materiales.

You might be interested:  Ley de Asistentes de la Educación en Miscelánea

1. Procedimientos más rápidos: La ley establece plazos más cortos para llevar a cabo los procesos judiciales relacionados con el cobro del arriendo y el desalojo.

2. Medios electrónicos: Se promueve el uso de medios electrónicos para realizar notificaciones y comunicaciones entre las partes involucradas, lo que agiliza aún más los trámites legales.

3. Facilitación del desalojo: En caso de incumplimiento reiterado por parte del arrendatario, la ley permite solicitar un procedimiento especial que acelera el desalojo sin necesidad de esperar meses para su ejecución.

4. Protección al propietario: Se establecen medidas para resguardar los derechos e intereses económicos del dueño/a frente a situaciones adversas causadas por falta de pago o daños ocasionados al inmueble.

Es importante destacar que esta ley ha sido implementada con la finalidad primordial de equilibrar las relaciones contractuales entre propietarios e inquilinos, fomentando la seguridad jurídica y agilizando los procesos legales relacionados con el arrendamiento de viviendas en Chile.

¿Tienes conflictos con tus arrendatarios?

Si estás enfrentando problemas con tus arrendatarios, te recomendamos que te pongas en contacto con nuestro equipo de más de 100 abogados especializados. Ellos podrán asesorarte y brindarte defensa tanto ahora como una vez que entre en vigencia la nueva ley. Estaremos encantados de ayudarte en cualquier conflicto relacionado con el arriendo de propiedades.

Ponte en contacto con nosotros llamando al número 600 5719 300, o acércate a cualquiera de nuestras sucursales distribuidas por todo el país. Estaremos encantados de ayudarte en lo que necesites.

Plazo para que un inquilino desocupe en Chile

La nueva Ley de Arriendo en Chile, publicada en el Diario Oficial en 2022, establece cambios significativos en relación al plazo para el desahucio. Según esta ley, el arrendador debe notificar al arrendatario con dos meses de anticipación su intención de dar por terminado el contrato de arriendo.

Es importante destacar que este plazo se cuenta a partir del momento en que se realiza la notificación formal y escrita. Sin embargo, la ley también contempla un aumento adicional de un mes por cada año completo que el arrendatario haya ocupado la propiedad.

En otras palabras, si una persona ha vivido como inquilino durante cinco años consecutivos en una misma propiedad y recibe una notificación de desahucio, tendrá derecho a contar con un plazo total de siete meses para buscar otro lugar donde residir.

No obstante, es relevante mencionar que este período máximo no puede exceder los seis meses totales. Esto significa que aunque existan circunstancias especiales como largos periodos de ocupación o situaciones particulares entre las partes involucradas, nunca podrá otorgarse más tiempo del estipulado legalmente.

You might be interested:  Ley de Igualdad Salarial en Chile: Avanzando hacia la equidad económica

Estas modificaciones buscan brindar mayor seguridad y protección a los inquilinos chilenos frente a posibles desalojos abruptos e injustificados. Asimismo, permiten generar condiciones más equitativas entre ambas partes involucradas en un contrato de arriendo y fomentan relaciones más justas dentro del mercado inmobiliario nacional.

Ley que regula los arriendos en Chile

La Ley 18.101, también conocida como la Ley de Arrendamiento en Chile, establece las normas y regulaciones para los contratos de arrendamiento de bienes raíces urbanos dentro del territorio chileno. Esta ley se aplica a todos aquellos inmuebles ubicados dentro del radio urbano correspondiente.

El objetivo principal de esta legislación es proteger tanto al arrendador como al arrendatario, estableciendo derechos y obligaciones claras para ambas partes involucradas en el contrato de arriendo. La ley busca garantizar una relación justa y equitativa entre ambas partes, evitando abusos o situaciones desfavorables.

En caso de que existan aspectos no contemplados específicamente en la Ley 18.101, se aplicarán las disposiciones generales del Código Civil chileno. Esto significa que cualquier vacío legal será cubierto por las normativas civiles vigentes en el país.

Es importante destacar que esta ley tiene un alcance exclusivo sobre los bienes raíces urbanos y no se aplica a otros tipos de propiedades o contratos diferentes al arriendo residencial o comercial dentro del ámbito urbano.

¿Cómo puedo desalojar a un inquilino en Chile?

Para poder desalojar a un arrendatario en Chile, es necesario seguir un protocolo establecido por la nueva Ley de Arriendo 2022. Este proceso comienza con la notificación al arrendatario mediante una carta, que debe contener la siguiente información:

1. Identificación del arrendador y del arrendatario.

2. Dirección completa del inmueble arrendado.

3. Motivo de la terminación del contrato de arriendo.

4. Fecha en que se solicita el desalojo.

5. Plazo para que el arrendatario abandone el inmueble (mínimo 30 días).

6. Consecuencias legales en caso de no cumplir con el plazo establecido.

7. Información sobre cómo realizar una entrega adecuada del inmueble (estado de conservación, limpieza, etc.)

8. Indicaciones sobre qué hacer si existe alguna discrepancia o reclamo respecto a la notificación.

Es importante destacar que esta notificación debe ser realizada por escrito y entregada personalmente al arrendatario o enviada mediante correo certificado con acuse de recibo.

Una vez entregada la carta de notificación, se recomienda mantener una copia como respaldo y contar con evidencia documental en caso de futuras disputas legales.