Ley de Trabajadoras del Hogar: Protección y Derechos

Ley De Trabajadoras De Casa Particular

Desde el 1 de enero de 2015, la Ley de Trabajadoras de Casa Particular ha establecido nuevas condiciones laborales para este sector. Entre estas modificaciones se encuentra el derecho a un descanso semanal y la prohibición del uso obligatorio del delantal en lugares públicos. Estas medidas buscan garantizar mejores condiciones laborales para las trabajadoras domésticas en Chile.

  • Para más información (fuero maternal, vacaciones y formato de contrato) ingresa al sitio del Ministerio del Trabajo

¿A quiénes se aplica esta normativa?

La Ley de Trabajadoras de Casa Particular se aplica a aquellas personas que realizan labores de limpieza y asistencia en el hogar, ya sea a tiempo completo o parcial. También incluye a quienes desempeñan estas tareas en instituciones benéficas con propósitos similares al cuidado del hogar, así como los choferes que trabajan para una casa particular.

Período de prueba

Durante las dos primeras semanas de trabajo, se considera un período de prueba en el cual tanto el empleador como la trabajadora pueden finalizar el contrato sin necesidad de justificación, siempre y cuando se avise con tres días de anticipación. En caso de que esto suceda, el empleador está obligado a pagar la remuneración correspondiente por los días trabajados, sin que sea necesario otorgar indemnización alguna.

Contrato de Trabajo

El empleador tiene la responsabilidad de redactar un contrato por escrito en un plazo máximo de 15 días después de que el trabajador(a) comience a desempeñar sus labores. Si el empleador no cumple con este plazo, se le impondrá una multa y se considerará legalmente que las condiciones del contrato son aquellas declaradas por el trabajador(a).

El acuerdo laboral debe ser suscrito por ambas partes, dejando una copia para el empleador y otra para la trabajadora.

El empleador tiene la obligación de entregar una copia del contrato firmado en la Inspección del Trabajo correspondiente a su domicilio o en el sitio web de la Dirección del Trabajo.

Contrato de Trabajadoras de Casa Particular: Esencial

La Ley de Trabajadoras de Casa Particular establece los derechos y obligaciones para las personas que se dedican a realizar labores domésticas en hogares particulares. Esta ley regula el tipo de trabajo que deben desempeñar, como cocinar, limpiar, cuidar niños, entre otras tareas. Es importante destacar que estas trabajadoras tienen derecho a un trato justo y condiciones laborales adecuadas según lo estipulado por la legislación vigente en Chile.

Si el empleado(a) se compromete a cuidar de personas que necesiten atención especial…

Remuneración

El salario de las trabajadoras de casa particular debe ser acordado entre ambas partes y debe estar expresado en pesos chilenos. Además, es importante destacar que el monto acordado no puede ser menor al ingreso mínimo legal establecido.

La responsabilidad de proveer alimentación y alojamiento recae siempre en el empleador(a) y no se consideran como parte del salario.

You might be interested:  No Vine a Abolir la Ley

El empleador o empleadora tiene la responsabilidad de descontar de la remuneración de la trabajadora las cotizaciones correspondientes a seguridad social, como por ejemplo AFP o INP y Fonasa o Isapre. Además, se deben descontar las cuotas sindicales en caso de que la trabajadora lo haya solicitado.

El empleador no puede disminuir el sueldo de las trabajadoras de casa particular sin su consentimiento por escrito, a menos que esté permitido por la ley. El salario mínimo legal no puede ser inferior al monto que se paga a estas trabajadoras.

Prohibición de uso obligatorio del delantal en espacios públicos

Los empleados(as) de hogar no tienen la obligación de utilizar uniformes, delantales u otros elementos identificativos en lugares públicos como parques, plazas, playas, restaurantes, hoteles, tiendas comerciales, clubes sociales u otros similares.

Jornada laboral

A partir del 23 de noviembre de 2015, los trabajadores y trabajadoras que realizan labores domésticas fuera de su hogar tendrán una jornada laboral semanal de 45 horas. Esta cantidad podrá ser distribuida en un máximo de 6 días. Además, las partes involucradas podrán acordar voluntariamente hasta 15 horas adicionales por semana, las cuales deberán ser remuneradas con un recargo del 50%.

Las trabajadoras de casa particular deben tener un período de descanso diario de 12 horas, con al menos 9 horas consecutivas. Si no se cumplen las 12 horas, podrán recuperar el tiempo durante su jornada laboral y esto incluye también el tiempo destinado a comer.

Descanso semanal

Los empleados(as) que trabajan en el hogar tendrán el derecho de descansar los días sábado, domingo y feriados.

El día de descanso que corresponde al sábado, podrá ser acordado para acumularlo, dividirlo o intercambiarlo por otros días de la semana. Si se decide acumular, este deberá ser otorgado dentro del mismo mes correspondiente.

En relación a los días festivos, es posible acordar por escrito que el descanso se realice en otro día distinto, siempre y cuando este no sea posterior a los 90 días siguientes al feriado correspondiente. Si no se utiliza el día de descanso en la fecha pactada, generalmente no puede ser compensado económicamente y se pierde.

Los días de descanso permiten al trabajador(a) no retomar sus tareas hasta el inicio de la jornada del día siguiente. Por ejemplo, si el descanso es los domingos, este finaliza a las 07:00 u 08:00 horas del lunes dependiendo de la hora en que comience la jornada laboral.

Derechos de las empleadas domésticas

La Ley de Trabajadoras de Casa Particular en Chile garantiza una serie de derechos y beneficios para las trabajadoras del hogar. Algunos de estos son:

1. Jornada laboral máxima de 45 horas semanales.

2. Descanso semanal obligatorio, preferentemente los días sábado o domingo.

3. Pago por horas extras trabajadas, con un recargo del 50% sobre el valor normal.

4. Vacaciones anuales pagadas, correspondientes a 15 días hábiles después de un año continuo de trabajo.

5. Licencia médica remunerada en caso de enfermedad o accidente laboral.

6. Protección contra el despido injustificado y derecho a indemnización en caso contrario.

7. Seguro social obligatorio que cubre salud, pensiones y seguro contra accidentes laborales.

8. Derecho a recibir capacitación y formación profesional relacionada con su trabajo.

Además, la ley establece que las trabajadoras deben ser tratadas con dignidad y respeto, sin discriminación por su condición física, étnica, religiosa, económica o preferencia sexual.

Es importante destacar que estas disposiciones se aplican tanto para las empleadas internas como externas y buscan asegurar condiciones justas y equitativas para todas las trabajadoras del hogar en Chile.

You might be interested:  El libro de la selva y la ley de la manada

Pagos en un finiquito para empleadas domésticas

El fin del contrato de trabajo en el ámbito de las trabajadoras de casa particular puede darse por diferentes motivos. Uno de ellos es la renuncia voluntaria por parte del trabajador, quien tiene derecho a poner término al contrato cuando así lo decida. Otra forma de finalizar el contrato es mediante un mutuo acuerdo entre ambas partes, donde se establecen las condiciones y los plazos para dar por terminada la relación laboral.

En caso de que sea el empleador quien desee poner fin al contrato, debe hacerlo a través del despido justificado. Esto implica que exista una causa legalmente válida para tomar esta decisión, como incumplimiento grave o reiterado de las obligaciones laborales por parte del trabajador.

Es importante destacar que, independientemente del motivo que lleve al término del contrato, se debe realizar un finiquito escrito y ratificarlo ante alguna autoridad competente. Según la legislación chilena vigente, esto puede ser realizado ante la Inspección del Trabajo, un notario público, un oficial del Registro Civil o secretario municipal.

P.S.: Es fundamental cumplir con todos los trámites legales correspondientes al momento de finalizar el contrato laboral en el sector doméstico. Esto garantiza tanto los derechos y beneficios para las trabajadoras como también resguarda los intereses y responsabilidades legales para los empleadores.

Cuando se debe hacer contrato a una empleada de hogar

En Chile, la Ley de Trabajadoras de Casa Particular establece que si contratas a un empleado del hogar y este trabaja más de 60 horas al mes en tu domicilio, como empleador estarás obligado a darlo de alta. Esto significa que deberás registrar formalmente al trabajador ante el Instituto de Previsión Social (IPS) y cumplir con todas las obligaciones laborales correspondientes.

El registro del empleado del hogar implica realizar una serie de trámites administrativos para asegurar su protección social. Deberás completar un formulario proporcionado por el IPS, donde se solicitarán datos personales tanto tuyos como del trabajador, así como información sobre las condiciones laborales acordadas.

Además, tendrás la responsabilidad de pagar las cotizaciones previsionales correspondientes al trabajador. Estas cotizaciones incluyen los aportes para pensiones, salud y seguro contra accidentes laborales. Es importante tener en cuenta que estas contribuciones son parte fundamental para garantizar los derechos y beneficios sociales del empleado.

Asimismo, es necesario destacar que el incumplimiento de esta obligación puede llevar a sanciones legales e incluso multas económicas considerables. Por lo tanto, es fundamental cumplir con la ley y brindarle al trabajador todas las garantías necesarias durante su desempeño laboral en tu hogar.

Salario semanal de una empleada doméstica

La fuerza laboral de trabajadores domésticos en Chile durante el tercer trimestre de 2023 fue de aproximadamente 2.05 millones de personas. Estos trabajadores realizan tareas como limpieza, cuidado de niños y ancianos, cocina y otras labores del hogar.

En promedio, estos trabajadores ganaron alrededor de $4.040 pesos chilenos al mes por su trabajo, lo que equivale a un salario mensual promedio bastante bajo. Además, la cantidad promedio de horas trabajadas a la semana fue de aproximadamente 28.9 horas.

Es importante destacar que los trabajadores domésticos desempeñan una función esencial en muchos hogares chilenos, brindando servicios necesarios para el funcionamiento diario del hogar y permitiendo que las familias puedan cumplir con sus responsabilidades laborales fuera del hogar. Sin embargo, también es necesario reconocer la importancia de garantizar condiciones laborales justas y dignas para estos trabajadores, incluyendo salarios adecuados y protección legal contra abusos o discriminación en el lugar de trabajo.

You might be interested:  Publicación en el Diario Oficial de la Ley Devuelveme Mi Casa

¿Cuál es el sueldo minimo de una asesora del hogar?

El salario promedio de una asesora del hogar en marzo de 2024 en Chile es de $399.276.

1. Jornada laboral: La jornada máxima semanal para las trabajadoras de casa particular es de 45 horas, distribuidas en un máximo de 6 días a la semana.

2. Descanso semanal: Las trabajadoras tienen derecho a un descanso mínimo e ininterrumpido de al menos 24 horas consecutivas cada semana.

3. Vacaciones: Después del primer año completo trabajado, las empleadas domésticas tienen derecho a un período mínimo y continuo de vacaciones pagadas que corresponde a 15 días hábiles.

4. Aguinaldo Fiestas Patrias y Navidad: Las asesoras del hogar tienen derecho a recibir dos aguinaldos al año, uno por Fiestas Patrias (en septiembre) y otro por Navidad (en diciembre).

5. Licencia médica: En caso de enfermedad o accidente común, las trabajadoras pueden acceder a licencias médicas pagadas desde el tercer día hasta completar un máximo anual establecido por ley.

6. Maternidad: Durante el embarazo y postnatal, las empleadas domésticas cuentan con protección especial que garantiza su estabilidad laboral y derechos relacionados con su salud y bienestar durante este periodo.

7. Cotizaciones previsionales: Los empleadores están obligados a cotizar mensualmente para el sistema previsional (AFP) correspondiente al monto equivalente al 20% del sueldo bruto mensual.

8. Seguro contra accidentes laborales: Los empleadores deben contratar un seguro que cubra los riesgos de accidentes y enfermedades profesionales de las trabajadoras.

9. Indemnización por término de contrato: En caso de despido injustificado, la trabajadora tiene derecho a recibir una indemnización equivalente a 30 días de remuneración por cada año completo trabajado.

10. Derechos laborales básicos: Las asesoras del hogar tienen garantizados derechos fundamentales como el descanso, alimentación adecuada, vivienda digna y respeto a su integridad física y moral.

Es importante tener en cuenta que esta lista no abarca todos los aspectos contemplados en la Ley de Trabajadoras de Casa Particular, por lo que se recomienda consultar la legislación vigente para obtener información completa y actualizada sobre este tema.

¿Qué conceptos no se pueden deducir del finiquito?

Artículo 64. – Según la Ley de Trabajadoras de Casa Particular en Chile, se establece que el empleador no tiene permitido descontar ninguna suma o porcentaje del finiquito u otro instrumento relacionado con el artículo 177, con el propósito de pagar obligaciones a plazo que haya contraído la trabajadora con ese mismo empleador o cualquier otra entidad.

Esta disposición busca proteger los derechos y garantías laborales de las trabajadoras domésticas, evitando posibles abusos por parte del empleador al retener parte del finiquito para cubrir otras obligaciones financieras. De esta manera, se asegura que las trabajadoras reciban íntegramente lo correspondiente a su liquidación final sin ningún tipo de descuento indebido.

P.S. Es importante destacar que esta prohibición aplica tanto para las obligaciones adquiridas directamente con el empleador como aquellas contraídas con terceros. Asimismo, es fundamental recordar que estas regulaciones están contempladas dentro del marco legal específico para las trabajadoras de casa particular en Chile y deben ser respetadas por todos los involucrados en este tipo de relación laboral.