Ley de Igualdad Salarial en Chile: Avanzando hacia la equidad económica

Ley De Igualdad De Sueldos En Chile

Cuando se menciona la brecha salarial, a menudo se piensa en la diferencia promedio entre los sueldos de hombres y mujeres. Si bien esta cifra es importante para analizar la situación laboral de ambos géneros, existe otra disparidad cuando hablamos de mujeres que reciben un salario inferior por realizar el mismo trabajo en la misma empresa. ¿Sabías que existe una ley de igualdad salarial?

Hemos hablado con dos especialistas en derecho para comprender el funcionamiento de la Ley de Igualdad de Sueldos en Chile, sus limitaciones y las razones por las cuales aún no ha logrado alcanzar la equidad salarial en el país.

Ley de igualdad salarial en Chile: ¿Trabajo igual, sueldo igual?

Según Sergio Gamonal, profesor de la Universidad Adolfo Ibáñez y especialista en Derecho Laboral, la desigualdad salarial es un problema complejo que afecta a nivel global. Aunque existen leyes más avanzadas en países desarrollados, ninguna ha logrado eliminar por completo la brecha salarial entre hombres y mujeres.

Aunque el especialista afirma que la igualdad de sueldos va más allá de la legislación, involucrando otros factores como la cultura y las estructuras, también destaca firmemente que “esta ley es muy deficiente”.

Según el especialista en leyes, la legislación chilena (ley 20.348) establece que se debe considerar el “mismo trabajo” para aplicar la igualdad de sueldos. Esto implica que incluso una pequeña diferencia en el nombre del cargo podría ser suficiente para evitar que se aplique esta ley.

En los tratados internacionales, inicialmente se mencionaba el concepto de “mismo trabajo”, pero a partir de la década del 50, cambió al término “trabajo de igual valor”. Esto implica que si dos trabajos tienen un valor equivalente, deben recibir una remuneración similar. Es importante destacar que esta ley, aunque fue promulgada en 2009, se basa en principios establecidos desde aproximadamente el año 1949.

Ley de igualdad salarial en Chile: Requisitos de idoneidad para el cargo

La Ley de Igualdad de Sueldos en Chile, también conocida como ley 20.348, establece que se debe remunerar de manera equitativa a los trabajadores por el mismo trabajo realizado. Esta normativa prohíbe considerar arbitrarias las diferencias objetivas en las remuneraciones basadas en aspectos como la capacidad, idoneidad, calificación y responsabilidad del empleado.

Según Mary Ferrell, una abogada especializada en derecho laboral, la Ley de Igualdad de Sueldos en Chile a menudo resulta confusa para las mujeres debido a su falta de claridad.

Algunas de estas razones, como tener mayor responsabilidad, son bastante evidentes y fáciles de demostrar para las mujeres afectadas. Sin embargo, otras causas, como la supuesta idoneidad del hombre sobre la mujer, son completamente subjetivas”, afirmó.

Según Ferrell, muchas mujeres no presentan denuncias en los Tribunales o la Inspección del Trabajo debido a la incertidumbre de si ganarán o perderán el caso.

Según Gamonal, esta afirmación resulta ofensiva para las mujeres. Esto se debe a que la ley, al referirse al principio de no discriminación, establece que “no obliga al empleador a contratar a una persona inepta”, lo cual implica que “es evidente que tanto hombres como mujeres deben recibir el mismo salario si desempeñan el mismo trabajo, pero si alguien no tiene la capacidad para realizarlo, no puede exigir igualdad salarial”.

Debes discutir primero con el empleador

En Chile, se ha establecido un mecanismo de tutela que permite a las personas denunciar cualquier forma de discriminación, como la disparidad salarial. Este proceso de tutela puede llevarse a cabo tanto en los Tribunales como ante la Inspección del Trabajo.

Sin embargo, un académico de la Universidad Adolfo Ibáñez plantea dudas sobre el procedimiento de reclamación interna establecido en la ley, el cual tiene una duración de 30 días. Según este experto, sería más beneficioso para las mujeres si no existiera esta ley, ya que dificulta su capacidad para aplicar el procedimiento de protección de derechos fundamentales.

You might be interested:  Ley Nain Retamal: Un Enfoque

Según la legislación, las mujeres deben presentar una reclamación ante su empleador y este tiene un plazo de 30 días para responder. Sin embargo, esta obligación de acudir primero al empleador puede ser limitante ya que implica posponer cualquier acción legal durante ese período de tiempo. Esta situación fue argumentada por Ferrell como una desventaja en el proceso.

Diferencia salarial entre hombres y mujeres en Chile

En el año 2021, se observó una diferencia significativa en los ingresos mensuales entre hombres y mujeres ocupados en Chile. Según datos recopilados, las mujeres tuvieron un ingreso medio de $482.734, mientras que los hombres alcanzaron un promedio de $686.112. Esto indica que la brecha salarial de género fue del 29,6%, lo cual perjudica a las mujeres.

Esta disparidad salarial es preocupante y refleja una desigualdad persistente en el ámbito laboral chileno. A pesar de los avances logrados en términos de igualdad de género, aún existen barreras estructurales que impiden que las mujeres accedan a oportunidades económicas equitativas.

Para abordar esta problemática es fundamental implementar políticas públicas y medidas empresariales orientadas a reducir la brecha salarial entre hombres y mujeres. Algunas acciones concretas podrían ser establecer sistemas transparentes para fijar salarios basados ​​en criterios objetivos como experiencia y habilidades; promover la participación activa de las mujeres en puestos directivos; brindar capacitación continua para mejorar sus habilidades profesionales; e impulsar programas de mentoría para apoyar su desarrollo profesional.

Es importante destacar también el papel clave que juegan tanto empleadores como trabajadoras al negociar sus condiciones laborales. Las trabajadoras deben estar informadas sobre sus derechos y tener confianza para exigir remuneraciones justas acorde a su formación y experiencia. Por otro lado, los empleadores tienen la responsabilidad ética y legal de garantizar igualdad salarial por trabajo igual o similar.

¿Cuáles son las implicancias de recurrir a la tutela legal en Chile?

De acuerdo a la explicación de una especialista en leyes laborales, al presentar una denuncia por vulneración del derecho a igualdad salarial, es necesario adjuntar pruebas indiciarias. Estas pruebas deben proporcionar indicios claros de que efectivamente se está violando este derecho.

Sin embargo, esta cuestión de cambiar la carga de la prueba a quien le corresponde demostrar cada aspecto es objeto de un amplio debate y conlleva ciertos riesgos, advirtió Ferrell.

Un desafío importante en el ámbito del derecho laboral, o más específicamente en el derecho procesal laboral, es la falta de pruebas para respaldar las reclamaciones de los trabajadores. A diferencia de los empleadores, quienes tienen acceso y control sobre todos los documentos relevantes, así como a testigos clave que podrían respaldar sus argumentos. Esta asimetría en el acceso a la evidencia siempre ha sido un obstáculo significativo en esta área del derecho.

¿Qué establece la Constitución acerca de los salarios?

La propuesta constitucional en Chile establece el derecho de las trabajadoras y los trabajadores a recibir un salario justo. Esto significa que deben recibir una remuneración equitativa, es decir, que sea justa y adecuada para cubrir sus necesidades básicas y las de sus familias.

El artículo 46 de la nueva Constitución señala específicamente este derecho. En su inciso segundo se establece que los trabajadores tienen el derecho a recibir una remuneración equitativa, justa y suficiente. Esto implica que el salario debe ser adecuado para asegurar su sustento personal y también el de sus familias.

Con esta medida se busca garantizar que todos los trabajadores reciban un salario digno por su labor. Se pretende evitar la discriminación salarial entre hombres y mujeres, así como cualquier tipo de explotación o abuso en relación al pago de salarios. De esta manera, se busca promover la igualdad económica entre todos los trabajadores del país.

Ley de igualdad salarial y su relación con el acoso laboral en Chile

Tanto los especialistas coinciden en que esta comunicación con el empleador puede tener consecuencias en la relación laboral. Existe un riesgo significativo de ser estigmatizado e incluso ridiculizado por parte de los jefes, lo cual podría influir en la decisión de seguir adelante o no con el proceso judicial.

En esta situación, me acerco a mi empleador y, aunque de mala gana, logro que equiparen mi sueldo. Sin embargo, en las semanas siguientes comienzan a surgir señales de acoso laboral. Me ignoran deliberadamente, me excluyen socialmente, me quitan responsabilidades y empiezo a percibir indicios de un posible despido. El ambiente laboral se vuelve hostil y difícil de sobrellevar. Según Ferrell, en estos casos también es posible buscar protección legal mediante una tutela laboral.

You might be interested:  La Libertad de los 7 Domingos: Una Ley Personalizada

Es posible que te despidan, eso está claro. Sin embargo, es sospechoso y se considera un despido atentatorio de derechos fundamentales”, explicó Gamonal. Aunque destacó que las normas de despido están siempre relacionadas con la antigüedad, por lo que si alguien lleva menos de un año en el trabajo, es como jugar a la ruleta.

En caso de obtener un resultado favorable en la tutela, es posible recibir hasta 11 remuneraciones. Sin embargo, si el resultado no es favorable, no se recibirá ninguna compensación económica. Por otro lado, cuando se trata de despidos a plazo fijo, existe la opción de esperar a que finalice el contrato sin necesidad de renovarlo, evitando así cualquier tipo de despido formal.

¿Cuánto varía el sueldo entre hombres y mujeres en Chile?

En 2021, se ha observado una diferencia en los salarios entre hombres y mujeres en Chile. El salario anual más común para las mujeres es de 14.481,6 euros, lo cual representa el 74,3% del salario más común para los hombres que es de 19.487,6 euros. Esto significa que las mujeres ganan aproximadamente un 25,7% menos que los hombres.

Además del salario más frecuente, también se analizó el salario mediano y el salario medio bruto. En ambos casos, la brecha salarial entre géneros sigue siendo significativa pero ligeramente menor. Para el salario mediano y el salario medio bruto, las mujeres ganan alrededor del 81,6% de lo que ganan los hombres.

Estas cifras demuestran claramente la existencia de desigualdad salarial entre hombres y mujeres en Chile. A pesar de contar con leyes como la Ley de Igualdad Salarial en nuestro país para prevenir estas disparidades injustas, aún queda mucho trabajo por hacer para garantizar una remuneración justa e igualitaria para todos sin importar su género.

Recomendación en caso de sufrir discriminación salarial en Chile

Según Sergio Gamonal, tomar decisiones relacionadas con la igualdad de sueldos no es algo sencillo ni que se deba tomar a la ligera. Esto es especialmente cierto para aquellas personas que se encuentran en situaciones económicas más vulnerables.

La primera pregunta que se le hace a una persona es si está dispuesta a arriesgar su empleo. Si te encuentras enojada y tienes la posibilidad de quedarte sin trabajo, por cualquier razón, entonces te sugiero presentar una demanda legal”, señaló el especialista.

No obstante, señaló que si la persona no tiene el poder de negociación necesario, como suele ser el caso para la mayoría, las opciones son limitadas. Como sugerencia, se recomienda intentar conversar con el empleador, pero siempre manteniendo una jerarquía inferior hacia una superior.

Además, tal vez sería beneficioso contar con la presencia de sindicatos en esta lucha por la igualdad salarial. Aunque es cierto que algunos sindicatos también pueden tener actitudes machistas, es alentador ver cada vez más mujeres asumiendo roles de liderazgo dentro de estas organizaciones.

Mary Ferrell comparte una opinión similar, expresando que es importante considerar todas las opciones antes de tomar medidas legales. Sugiere evaluar si existe la posibilidad de quedarse sin empleo antes de iniciar cualquier acción judicial.

La Ley de Igualdad Salarial en Chile busca garantizar la equidad salarial entre hombres y mujeres. Esta ley establece que las empresas deben pagar el mismo salario a trabajadores y trabajadoras que desempeñen funciones similares, sin importar su género.

Esta legislación es un avance importante en la lucha por la igualdad de género en el ámbito laboral. Sin embargo, su efectividad ha sido cuestionada debido a diversos factores. Por un lado, existen dificultades para determinar qué se considera “funciones similares” y cómo se debe medir esta similitud.

Además, algunos estudios han demostrado que persiste una brecha salarial entre hombres y mujeres en Chile, lo cual indica que aún queda trabajo por hacer para lograr una verdadera igualdad salarial. Es necesario seguir promoviendo políticas públicas e iniciativas privadas que fomenten la transparencia salarial y eliminen cualquier tipo de discriminación basada en el género.

Ley 30709: ¿Qué es?

1. Análisis y diagnóstico: Realizamos un análisis exhaustivo de las políticas salariales actuales de su organización para identificar posibles brechas salariales basadas en género.

2. Evaluación comparativa: Comparamos los salarios dentro de su empresa con el mercado laboral actual para asegurarnos de que no existan diferencias injustificadas.

You might be interested:  Regulación de ruidos molestos en Venezuela

3. Diseño e implementación del plan remunerativo: Ayudamos a desarrollar un sistema transparente y equitativo para determinar los salarios, considerando factores como experiencia, habilidades y responsabilidades.

4. Capacitaciones sobre igualdad salarial: Impartimos talleres y capacitaciones a sus empleados sobre la importancia de la igualdad salarial y cómo prevenir cualquier forma de discriminación.

5. Auditorías periódicas: Realizamos auditorías regulares para garantizar el cumplimiento continuo con la ley y detectar cualquier desviación o posible brecha salarial.

6. Asesoramiento legal: Brindamos asesoría jurídica especializada en temas relacionados con igualdad salarial, ayudándole a entender las implicancias legales y evitar posibles sanciones o demandas por incumplimiento.

7. Monitoreo constante: Establecemos mecanismos efectivos para monitorear constantemente los cambios en las políticas internas relacionadas con remuneraciones, asegurando así una cultura organizacional inclusiva y equitativa.

8. Informes de progreso: Preparamos informes periódicos que detallan los avances realizados en la implementación de medidas para garantizar la igualdad salarial, brindando transparencia a su organización y sus empleados.

9. Asesoramiento estratégico: Proporcionamos orientación estratégica sobre cómo promover una cultura laboral inclusiva y equitativa, fomentando el empoderamiento de las mujeres en todos los niveles jerárquicos.

10. Resolución de conflictos: En caso de surgir disputas o reclamaciones relacionadas con la igualdad salarial, ofrecemos servicios de mediación y resolución pacífica para evitar litigios costosos y dañinos para su reputación empresarial.

En EY estamos comprometidos con ayudar a las empresas chilenas a cumplir con la Ley 30709 y promover un entorno laboral justo e igualitario para todos sus colaboradores.

Logrando la equiparación de salarios

En Chile, la Ley de Igualdad de Sueldos busca garantizar que hombres y mujeres reciban un salario igual por trabajo de igual valor. Para cumplir con esta ley, las empresas deben tomar medidas como realizar una Auditoría de Equidad Salarial para identificar posibles brechas salariales entre géneros. Esta auditoría permitirá detectar cualquier discriminación en los sueldos y tomar acciones correctivas para corregirla.

Además, es importante que las empresas desarrollen políticas claras de compensación salarial basadas en criterios objetivos y transparentes. Estas políticas deben establecer claramente cómo se determinan los salarios y asegurar que no haya sesgos o prejuicios inconscientes al momento de fijarlos.

Asimismo, ofrecer capacitación sobre prejuicios inconscientes puede ser fundamental para sensibilizar a los empleados sobre la importancia de la equidad salarial y ayudarles a reconocer sus propias tendencias discriminatorias involuntarias. Esto contribuirá a crear una cultura organizacional más inclusiva y justa.

Por último, es necesario revisar periódicamente las prácticas de compensación para asegurarse de que siguen siendo equitativas. Las empresas deben estar atentas a posibles cambios en el mercado laboral o nuevas regulaciones relacionadas con la igualdad salarial e implementar ajustes necesarios en sus políticas si es necesario.

P.S.: La Ley de Igualdad Salarial en Chile representa un avance significativo hacia la eliminación del sesgo salarial basado en el género. Sin embargo, su efectividad dependerá del compromiso real por parte tanto del sector empresarial como del gobierno para aplicarla correctamente y garantizar su cumplimiento riguroso. Solo a través de un esfuerzo conjunto podremos lograr una sociedad más justa y equitativa en términos salariales.

Ingresos promedio de los hombres en Chile

En el trimestre octubre-diciembre de 2022, se llevó a cabo una medición con el objetivo de analizar las remuneraciones de las personas ocupadas en Chile, tanto a nivel nacional como regional. Los resultados revelaron que la mitad de los hombres empleados recibieron un salario promedio de $572.968. Por otro lado, las mujeres obtuvieron una remuneración inferior.

Esta diferencia salarial entre hombres y mujeres es preocupante y refleja la persistencia de desigualdades en el ámbito laboral en nuestro país. A pesar del avance normativo y social para promover la igualdad salarial, aún existen brechas significativas que deben ser abordadas.

La Ley de Igualdad Salarial en Chile busca precisamente eliminar estas disparidades injustas entre géneros en términos económicos. Esta legislación establece medidas para garantizar que hombres y mujeres reciban igual remuneración por trabajo igual o similar.

Sin embargo, es necesario seguir trabajando para asegurar su efectiva implementación y cumplimiento por parte de todas las empresas e instituciones públicas y privadas del país. Además, también es fundamental fomentar una cultura organizacional inclusiva que valore el talento sin importar el género.

La equidad salarial no solo beneficia a las trabajadoras al recibir un trato justo por su labor, sino que también contribuye al desarrollo económico sostenible del país al aprovechar plenamente todo el potencial humano disponible.