La Ley Universal del Kybalion de Hermes Trismegisto

Ley Universal Del Kybalion De Hermes Trismegisto

«Nada está inmóvil, todo se mueve, todo vibra» . El Kybalión. Este principio encierra la verdad de que todo está en movimiento, de que nada permanece inmóvil, cosas ambas que confirman por su parte la ciencia moderna, y cada nuevo descubrimiento lo verifica y comprueba.

¿Quién es Hermes Trismegisto?

Hermes Trismegisto es reconocido como el escritor de varios textos que abarcan una amplia gama de temas y que sentaron las bases del hermetismo, un sistema filosófico al cual este dios le dio nombre. El hermetismo se caracteriza por su enfoque en la conexión entre lo divino y lo humano, así como por su énfasis en el conocimiento oculto y la sabiduría secreta.

Una forma práctica de aplicar los principios del hermetismo es a través de la meditación. Al dedicar tiempo para aquietar nuestra mente y conectarnos con nuestro ser interior, podemos acceder a un nivel más profundo de conciencia y comprensión. La meditación nos permite explorar nuestros pensamientos, emociones e intuiciones, ayudándonos a obtener claridad mental y encontrar respuestas a nuestras preguntas más profundas.

Otro consejo útil es practicar la visualización creativa. Esta técnica implica imaginar claramente nuestros deseos o metas mientras nos sumergimos en una sensación positiva asociada con ellos. Al visualizar con detalle cómo queremos que sea nuestra vida o cómo queremos lograr algo específico, estamos enviando señales poderosas al universo para manifestarlo en nuestra realidad.

Además, el estudio constante también es fundamental dentro del hermetismo. Leer libros relacionados con temas filosóficos o místicos puede expandir nuestro conocimiento sobre nosotros mismos y el mundo que nos rodea. También podemos buscar cursos o talleres donde podamos aprender técnicas específicas relacionadas con el hermetismo u otras disciplinas afines.

Los 7 principios universales en el Kybalión de Hermes Trismegisto

La totalidad es mente; el universo es mental. La totalidad engloba todo. Nada existe fuera de la totalidad.

Según el Kybalion, el universo surge de la imaginación del todo, es decir, el todo es quien crea el universo. Cuando hablamos de mentalismo, nos referimos a que todo lo que nos rodea, cada cosa visible e invisible, existe gracias a la imaginación del todo.

Esto implica que existimos dentro del universo, pero no desde la perspectiva total, ya que somos parte de su imaginación.

La conciencia universal, también conocida como la conciencia infinita o incluso como Dios, es un principio fundamental que debemos tener presente en nuestra vida diaria. Es esencial tomar consciencia de esta realidad y aplicarla en beneficio propio para nuestro crecimiento y bienestar.

La mente es la base de todo, ya que el universo en sí mismo es mental. Esto implica que todo lo que nos rodea existe y perdura gracias a la voluntad de nuestra mente.

Es común encontrarnos con anuncios y frases que nos invitan a creer en nosotros mismos, como por ejemplo “Si quieres, puedes” o “La fe mueve montañas”. Estas expresiones reflejan la idea de que somos capaces de lograr lo que deseamos si tenemos confianza en nuestras habilidades.

Si nos encontramos con estas frases en todos lados, es probable que nos hagamos la pregunta de si hay algo real detrás de ellas. La verdad es que todas estas frases motivacionales tienen como base el principio universal del mentalismo.

Si tenemos la convicción de que algo ocurrirá, entonces sucederá. Sin embargo, es importante destacar que esta creencia debe estar arraigada no solo en nuestra mente consciente, sino también en nuestro subconsciente.

Si estás comenzando a explorar el universo y deseas adquirir un conocimiento gradual para comprender cómo funcionan las cosas sin influencias dogmáticas, te recomiendo leer este libro que explora los principios fundamentales en profundidad. Al sumergirte en su lectura, notarás cómo todo comienza a cobrar sentido.

Principio de correspondencia

Tal como ocurre en el plano celestial, así sucede en la tierra. Y de igual manera, lo que ocurre en la tierra también se refleja en los cielos.

Es importante tener en cuenta que la Biblia describe algunos de estos principios, aunque de manera implícita. Si no estamos familiarizados con ellos, es posible que no podamos comprender el verdadero mensaje detrás de todo lo que nos rodea.

Con respecto a la Biblia y el principio de correspondencia, en ella se explica que “el hombre fue creado a la imagen y semejanza de Dios”, en otras palabras, que lo más grande creó a lo más pequeño a su imagen y semejanza.

Según la Ley Universal del Kybalion de Hermes Trismegisto y Platón, el mundo físico que nos rodea es un reflejo del mundo espiritual. El ser humano tiene la capacidad de crear, al igual que fue creado. Sin embargo, debido a nuestras acciones, muchas veces distorsionamos la realidad divina de este mundo. Los gnósticos se refieren a esto como los “pecados”.

Estos “pecados” son simplemente acciones o emociones que experimentamos como seres humanos y no tienen existencia en el plano espiritual. Desde temprana edad, se nos enseña que matar y robar están mal, pero rara vez se nos proporciona una explicación verdadera de por qué es así.

You might be interested:  Los Principios Esenciales de la Química

Cuando logramos comprender estos fundamentos, nos percatamos de que este tipo de conductas no tienen lugar en el plano espiritual y, por ende, son consideradas impuras o “pecados”.

Al simplificar las cosas, nos damos cuenta de que el miedo, las preocupaciones, los celos y la envidia también forman parte de esas emociones impuras e irracionales que con frecuencia experimentamos como seres humanos.

Es lamentable y alarmante observar cómo en la actualidad, las personas se mueven impulsadas por el miedo. Cada día se levantan con la única finalidad de cumplir con sus obligaciones económicas, temiendo perder aquello que consideran valioso en términos materiales.

Experimentan envidia al temer que esa otra persona sea superior a ellos, sienten celos por el miedo de no ser amados o rechazados, entre otros ejemplos.

Principio de vibración

Este principio resulta sumamente fascinante. Las personas suelen aferrarse a todo lo que las rodea en su vida diaria, y cuando algo cambia, se sienten confundidas e incluso pueden entrar en crisis.

Cuando se habla de que “todo vibra” se refiere a que el mundo y el universo en general existe en un constante cambio físico y vibratorio. Podemos ejemplificar todo esto en una relación de pareja.

A medida que el tiempo avanza, es lógico pensar que ambas personas en esa relación experimentan y presencian momentos que influyen en su forma de pensar e incluso en su cuerpo, lo cual provoca cambios en esas personas.

Es común que los seres humanos no comprendamos por qué ocurren ciertos cambios en nuestras vidas, y a menudo nos lamentamos e incluso nos enfadamos por ellos. Sin embargo, es importante recordar que la vida está llena de constantes transformaciones y que resistirse a ellas solo genera más sufrimiento. En lugar de ello, debemos aprender a fluir con el ritmo del universo y aceptar estos cambios como parte inevitable de nuestra existencia. Solo así podremos encontrar paz y armonía en medio de las fluctuaciones de la vida.

En nuestra sociedad actual, es común sentir ansiedad e inseguridad ante los cambios. Sin embargo, es importante recordar que nada permanece igual para siempre. Puede suceder que una relación de pareja o un trabajo duren hasta el final de nuestras vidas, pero también es posible que llegue un momento en el que se acaben y concluyan. Es fundamental aceptar esta realidad y entender que la impermanencia forma parte inherente de nuestras experiencias.

En su momento, Nikola Tesla expresó: “Si deseas comprender el universo, debes pensar en términos de energía, frecuencia y vibración”. Esta poderosa afirmación nos muestra que una de las mentes más brillantes que ha existido intentó transmitir un mensaje introductorio a todos aquellos buscadores del conocimiento. Es evidente que Tesla reconocía la importancia fundamental de estos conceptos para entender cómo funciona el universo en su totalidad. Su declaración nos invita a reflexionar sobre la interconexión entre la energía, las frecuencias y las vibraciones en nuestra realidad. Al considerar estas ideas, podemos adentrarnos aún más en nuestro camino hacia el descubrimiento y la comprensión profunda del mundo que nos rodea.

Es interesante notar que muchos afirman que tanto las mentes brillantes del pasado como las actuales están familiarizadas con los principios de la Ley Universal del Kybalion de Hermes Trismegisto. Ya sea que los conozcan por sus nombres específicos o de manera intuitiva, es un tema fascinante para explorar en futuras ocasiones.

La ley de atracción está relacionada con el principio de vibración, que sostiene que nuestros pensamientos y emociones emiten una energía vibratoria que atrae circunstancias similares. Si pensamos de manera positiva, atraeremos cosas y situaciones positivas hacia nosotros. Por otro lado, si nos enfocamos en pensamientos negativos, estaremos atrayendo experiencias negativas. Es importante recordar que nuestras vibraciones están constantemente interactuando con el universo y manifestándose en nuestra realidad diaria.

Dentro de su razonamiento, se explica que esto sucede gracias a leyes físicas fundamentales que son reales y pueden ser comprobadas. Cada vez más personas están experimentando estos principios y comprendiendo su veracidad.

Principio de Polaridad

Todo en el universo tiene su contraparte opuesta, todo es dual. Lo que parece similar y lo que parece antagonista son realmente la misma cosa. Los opuestos comparten una naturaleza común, pero se diferencian en grado.

Así como el calor y el frío, la luz y la oscuridad, el amor y el odio, lo bueno y lo malo, cada cosa tiene una dualidad inherente que se define por su grado de manifestación. Estas polaridades son complementarias entre sí y ninguna puede existir sin su opuesto.

¿Cómo podríamos distinguir entre el odio y el amor si no hemos experimentado ninguno de ellos? Estas son preguntas que deberíamos plantearnos para comprender a fondo lo que este principio tan singular nos quiere transmitir.

Los seres humanos estamos inmersos en una mentalidad lineal que nos hace creer que el pasado, presente y futuro son absolutos, y que todo lo que poseemos es eterno, sin importar si estamos bien o no.

Al aplicar el principio de vibración y el principio de polaridad, podemos comprender que una situación de pobreza puede transformarse en riqueza. Del mismo modo, un sentimiento de odio puede ser reemplazado por uno de amor y viceversa. Estos principios nos enseñan que todo es mutable y que tenemos la capacidad de cambiar nuestra realidad hacia algo más positivo.

You might be interested:  Cambios en la ley de herencia en Chile para el año 2021

En ocasiones, nos encontramos atrapados en el temor de perder lo que poseemos y no comprendemos plenamente que, al igual que hemos alcanzado ciertas alturas, también podemos descender con la misma rapidez. Esta realidad nos invita a reflexionar sobre la impermanencia de las cosas y cómo nuestra situación puede cambiar en cualquier momento. Es esencial recordar esta ley universal para mantenernos humildes y conscientes de nuestras circunstancias actuales.

Con estas herramientas, podemos tener la certeza de que cualquier situación tiene en su esencia el poder de transformarse según nuestras necesidades.

Principio de Ritmo

Todo se mueve en un constante vaivén, avanzando y retrocediendo como un péndulo. El movimiento hacia la derecha es igual al movimiento hacia la izquierda.

Este principio está estrechamente relacionado con el principio de polaridad. Sabemos que este último nos enseña que todo tiene una naturaleza dual, con dos grados diferentes. El principio de polaridad nos muestra cómo un extremo gradualmente nos lleva al otro, como si fuera un péndulo en movimiento.

La Ley Universal del Kybalion de Hermes Trismegisto nos enseña que, sin importar cuán difícil sea nuestra situación actual, siempre existe la posibilidad de mejorar. Todo en el universo está en constante movimiento y cambio, fluyendo y refluyendo. No podemos esperar ganar siempre o perder siempre, ya que es necesario mantener un equilibrio en nuestras vidas. Esta ley nos recuerda que las adversidades pueden ser superadas y que hay oportunidades para crecer y evolucionar constantemente.

La Ley Universal del Kybalion de Hermes Trismegisto nos revela que no debemos aferrarnos a la idea de que todo es eterno, sino más bien comprender que todo está en constante cambio. Todo vibra, fluye y refluye en un ciclo infinito. Esta enseñanza nos invita a aceptar la impermanencia como parte fundamental de nuestra existencia y a adaptarnos con flexibilidad a los cambios inevitables que se presentan en nuestras vidas.

La ley universal del Kybalion de Hermes Trismegisto nos enseña que lo fundamental es participar, sin importar si ganamos o perdemos. Debemos comprender que tanto en momentos difíciles como en momentos exitosos, debemos disfrutar del proceso y aprender todo lo posible de ellos.

Principio de Causa y Efecto

Cada acción tiene una consecuencia, y cada consecuencia tiene una causa. Todo ocurre de acuerdo a la ley. La suerte o el azar simplemente son términos que se utilizan para describir leyes no reconocidas. Existen múltiples niveles de causalidad, pero nada escapa a la Ley.

Es posible que hayas oído hablar de este principio e incluso lo hayas experimentado por ti mismo en algún momento. Desde que somos muy pequeños, nos enseñan que todas nuestras acciones tienen consecuencias, ya sean positivas o negativas.

Podemos ilustrar este principio con un ejemplo. Imaginemos que vamos a la playa para tomar sol y no nos aplicamos protector solar. Pasan las horas y cuando regresamos a casa en la noche, sufrimos de insolación y no podemos dormir bien. En este caso, el efecto es la insolación y la causa es nuestra decisión de no usar protector solar a pesar de saber que íbamos a exponernos al sol.

Cada acción que realizamos a diario tiene un impacto en nuestro futuro cercano e incluso en el lejano. Es fascinante darse cuenta de que no se trata solo de una relación de causa y efecto.

Cuando existe una causa y un efecto, es posible que ese efecto se convierta en la causa de otro efecto posterior, generando así una cadena de sucesos interconectados. Esta dinámica se asemeja a un dominó, donde cada ficha cae al empujar a la siguiente.

Es fundamental comprender el funcionamiento de este principio para aprovecharlo al máximo en nuestra vida. Como mencionamos anteriormente, cuando realizamos acciones positivas, atraemos vibraciones y circunstancias favorables hacia nosotros. Es esencial utilizar esta ley universal del Kybalion de Hermes Trismegisto para nuestro beneficio personal.

Si somos capaces de combinar el principio mencionado con la ley de Causa y Efecto, estaremos utilizando una herramienta muy poderosa que generará un efecto dominó positivo en nuestra vida. Esto desencadenará una serie de eventos favorables que atraerán aún más circunstancias positivas.

Principio de Generación

El género está presente en todas partes; todo tiene su aspecto masculino y femenino; se manifiesta en todos los niveles. En el plano físico, se expresa a través de la sexualidad.

La Ley Universal del Kybalion de Hermes Trismegisto se resume en el principio de la creación, que sostiene que ésta no puede existir sin la presencia tanto del género femenino como del masculino. Además, este principio nos enseña que la creación proviene de lo más profundo de nuestro ser y es una manifestación pura y real dentro del ser humano.

La creación es una experiencia que nos llena de satisfacción y plenitud. Ya sea a través de la música, la pintura, el dibujo, la arquitectura o incluso en la cocina, el ser humano encuentra su realización al crear algo desde lo más profundo de su ser.

La ley de generación nos enseña que, considerando los principios mencionados anteriormente, tenemos la capacidad de crear nuestra propia realidad si así lo deseamos.

Si nos encontramos en un lugar que no nos agrada, es porque hemos decidido estar allí y no deseamos modificarlo.

Es fundamental comprender que la fe desempeña un papel crucial en este contexto. Creer y tener la certeza de que, sin importar las circunstancias ni el lugar donde nos encontremos, todo siempre sucederá como debe ser.

You might be interested:  La Primera Ley de la Termodinámica: Un Viaje a Través de su Historia

Al comprender esto, puedes entender que en cada situación de tu vida te encuentras exactamente donde debes estar para seguir adelante.

Para poder crear, es fundamental despojarnos de todas aquellas enseñanzas que no hemos adquirido por nuestra propia cuenta. Aquello que nos han inculcado desde pequeños y que a veces sentimos que va en contra de nuestra verdadera esencia, debemos dejarlo atrás y seguir nuestro propio camino.

Comprender que el sendero espiritual es una experiencia sumamente personal e individual, resulta asombroso. Es un camino que debemos recorrer solos, sin dejarnos influenciar por nada ni nadie.

Podemos concluir que cada uno de estos principios es comprensible por sí mismo y nos brinda un mensaje importante. Es nuestro deber entenderlos a fondo si queremos alcanzar la tranquilidad.

Cada uno de estos siete principios tiene un poder ilimitado para comprender todas las cosas. Sin embargo, al entenderlos y aplicarlos en conjunto, se vuelve inevitable la posibilidad de ser feliz, vivir una vida plena y llena de amor.

Las 7 leyes del Kybalión: ¿Cuáles son?

La Ley Universal del Kybalion de Hermes Trismegisto es un conjunto de enseñanzas que se atribuyen a un grupo anónimo conocido como Los Tres Iniciados. Estos individuos recopilaron las sabias palabras y principios del antiguo sabio egipcio, Hermes Trismegisto.

El Kybalión presenta siete principios fundamentales o axiomas que rigen el universo y la vida misma. Estos son: Mentalismo, Correspondencia, Vibración, Polaridad, Ritmo, Causa-Efecto y Generación. Cada uno de estos principios ofrece una comprensión profunda sobre cómo funciona el mundo en todos sus aspectos.

El principio del Mentalismo sostiene que todo es mente y que el universo está compuesto por pensamientos y energía mental. La Correspondencia establece que hay una conexión entre todas las cosas en el universo; lo que sucede en un nivel también ocurre en otros niveles.

La Vibración explica cómo todo está en constante movimiento y vibración. Nada está inmóvil; todo tiene su propia frecuencia vibratoria única. La Polaridad nos muestra la existencia de opuestos complementarios: luz-oscuridad, amor-odio, etc., donde cada polo es necesario para la existencia del otro.

El principio del Ritmo revela los ciclos naturales presentes en todas las cosas: desde los ritmos biológicos hasta los cambios estacionales. El principio de Causa-Efecto indica que toda causa tiene un efecto correspondiente y viceversa; nuestras acciones tienen consecuencias inevitables.

Por último, el principio de Generación habla sobre la creación continua e infinita dentro del universo; todo nace a partir de algo más previo y da origen a algo nuevo. Estos principios, según el Kybalión, son leyes universales que rigen tanto el mundo físico como el espiritual.

El del Kybalión: ¿Qué revela este libro?

El libro presenta los siete principios herméticos que son fundamentales para aquellos que desean adentrarse en el conocimiento ocultista y comprender la antigua sabiduría. Estos principios incluyen el Mentalismo, que sostiene que todo es mente y que nuestra realidad es producto de nuestros pensamientos; la Correspondencia, que establece una conexión entre lo macrocosmos y lo microcosmos; la Vibración, donde se explica cómo todo está en constante movimiento y emite vibraciones energéticas.

También se aborda el principio de Polaridad, donde se muestra cómo existen opuestos complementarios en todas las cosas; el Ritmo, que nos enseña sobre los ciclos naturales y las fluctuaciones de la vida; Causa y efecto, donde se destaca la relación entre nuestras acciones y sus consecuencias; por último, Género explora las dualidades masculino-femenino presentes en todo.

Estos principios nos invitan a reflexionar sobre nuestra propia existencia e influencia en el mundo. Al entender estas enseñanzas podemos acceder a un mayor nivel de autoconocimiento y comprensión del universo. La Ley Universal del Kybalion proporciona una guía práctica para aplicar estos principios en nuestras vidas diarias con el fin de alcanzar un mayor equilibrio interior.

Identidad del Kybalión

El Kybalion es un libro que encierra en sus páginas las claves maestras o leyes universales, basadas en las enseñanzas del misterioso maestro Hermes Trismegisto. Estas leyes herméticas han tenido un impacto tan trascendental que incluso las doctrinas más antiguas de la India han sido influenciadas por ellas hasta el día de hoy.

Hermes Trismegisto, considerado como uno de los grandes sabios y filósofos de la antigüedad, transmitió su conocimiento a través del Kybalion para aquellos buscadores de la verdad y el entendimiento universal. En este libro se encuentran principios fundamentales como el principio de mentalismo, que sostiene que todo es mente; el principio de correspondencia, que establece que lo que está arriba es igual a lo que está abajo; y el principio de vibración, según el cual todo está en constante movimiento y vibración.

Estos principios herméticos no solo han influido en diversas corrientes filosóficas y religiosas a lo largo del tiempo, sino también en nuestra comprensión actual del mundo. Su aplicación nos permite entender mejor cómo funciona nuestro universo y cómo podemos alinearnos con sus leyes para lograr una vida plena y armoniosa.

P.S.: El estudio profundo del Kybalion puede abrirnos puertas hacia una mayor comprensión sobre nosotros mismos y nuestro entorno. Al explorar estas leyes universales descubriremos valiosas herramientas para alcanzar nuestro potencial máximo e integrarnos armónicamente con el cosmos.