Deudas Excluidas de Dicom: ¡Descubre cuáles son!

Que Deudas No Van A Dicom

Las deudas por servicios: los servicios básicos como agua potable, luz eléctrica o gas licuado de petróleo, cuyas deudas mantengas con las empresas prestadoras , no te llevan a Dicom. Las deudas con TAG: el pago de peajes es otra de las deudas que no va a Dicom.

La Importancia de Salir de Dicom con Asesoría Legal Especializada

Hay muchas creencias erróneas sobre la eliminación de deudas y Dicom, por lo que es importante contar con un equipo legal especializado para asegurarnos de tomar decisiones acertadas y poder respaldar nuestra defensa utilizando los recursos legales disponibles. En ese sentido, estamos aquí para ayudarte en el proceso de reintegración al sistema financiero.

Existen ciertas deudas que no se incluyen en el registro de Dicom, lo cual puede ser una gran ventaja para aquellos que buscan liberarse del peso y la preocupación constante de las obligaciones financieras. Al no estar presentes en este sistema, estas deudas no afectarán negativamente tu puntaje crediticio, lo cual es fundamental para obtener aprobación en tarjetas de crédito, préstamos hipotecarios y automotrices.

Además, al evitar estar en Dicom, también te librarás de posibles problemas legales como juicios por cobranzas o incluso quiebras personales. Esto te permitirá mantener una mayor tranquilidad financiera y evitar situaciones estresantes.

Otra ventaja importante es que podrás recibir asesoría especializada para reorganizar tus finanzas y encontrar soluciones adecuadas a tu situación particular. Esto puede brindarte beneficios tanto a nivel personal como familiar.

Al igual que en otros países, en Chile existen registros públicos de información financiera utilizados por bancos, comercios y tiendas para ofrecer créditos o establecer relaciones comerciales. Estos registros permiten evaluar el historial crediticio de personas y empresas, determinando su nivel de riesgo al solicitar un préstamo.

En Chile, Dicom – Equifax y el Boletín de Información Comercial de la Cámara de Comercio de Santiago son las instituciones más reconocidas para llevar registros públicos sobre información financiera. Dicom – Equifax es una empresa internacional especializada en datos, tratamiento y análisis de información, así como tecnología. Es el registro más conocido y genera preocupación para aquellos que necesitan realizar transacciones comerciales.

La mayor parte de los chilenos saben que el Dicom es algo que debemos tomar seriamente, más allá de que no conozcan precisamente lo que significa. Dicom, que es la abreviatura de Directorio de Información Comercial , es un registro actualizado sobre información financiera, correspondiente tanto a personas naturales como a compañias, y al cual se puede entrar de forma pública. Esta Base de Datos se alimenta de una gran diversidad de otras bases de datos, entre las cuales se puede encontrar las siguientes:

Existen algunas instituciones en Chile que no reportan deudas a Dicom. Estas incluyen la Superintendencia de Bancos e Instituciones Financieras (SBIF), la Dirección del Trabajo, el Boletín de Informaciones Comerciales (BIC) y otras entidades similares.

Tal como mencionamos anteriormente, hay otros informes financieros disponibles a través de la Cámara de Comercio de Santiago y los registros regionales. Además, el Sistema Nacional de Comunicaciones Financieras (SINACOFI) y los Servicios Integrados de Información Sociedad Anónima (SIISA) también proporcionan información relevante. Sin embargo, el Dicom es el informe más completo sobre la actividad comercial tanto para individuos como empresas, y es ampliamente utilizado por bancos e instituciones para evaluar la solvencia crediticia.

En términos simples, el Dicom es un registro de personas o empresas que tienen deudas impagas. Caer en este registro es algo muy negativo, ya que genera un estigma al asociar a la persona o empresa con falta de liquidez, malas prácticas de pago o mala administración financiera. Estar en esta lista puede causar serios problemas para obtener créditos y realizar operaciones en el mercado financiero en general.

¿Cuál es el funcionamiento de Dicom?

El puntaje de compromiso en Dicom se mide en una escala del 0 al 999. Por ejemplo, si alguien tiene un puntaje de 524, significa que aproximadamente el 52,4% de las personas con ese mismo puntaje cumplirán correctamente con sus pagos de deudas durante los próximos 18 meses.

Dentro del ámbito financiero, se considera que un puntaje inferior a 200 indica un alto riesgo de incumplimiento en el pago de una deuda. Por otro lado, un puntaje entre 400 y 600 se considera como un riesgo moderado, mientras que un puntaje superior a 700 implica un bajo riesgo.

Una vez que se ha evaluado y registrado, Dicom comercializa la información recopilada a aquellos interesados en conocer si una persona o empresa tiene deudas que podrían afectar su capacidad de pago en el futuro. Los principales compradores de estos datos son los bancos, instituciones financieras, inmobiliarias y empresas minoristas.

De esta manera, las entidades financieras, compañías y establecimientos tienen la opción de evaluar y determinar a quiénes conceder créditos para vivienda, tarjetas de crédito, préstamos u otras transacciones comerciales sin que esto represente un riesgo significativo.

Deudas excluidas del DICOM

Para determinar si una persona se encuentra en Dicom, es importante comprender qué tipos de deudas son registradas en este sistema y cómo se califica cada una. Según la información proporcionada por el sitio web oficial, las siguientes deudas son reflejadas en Dicom:

Deudas Exentas de Dicom

Hablamos del total de dinero que una persona o empresa debe al sistema bancario o financiero y que se registra en el SBIF. Aunque esta deuda aparece en Dicom, no tiene consecuencias graves, ya que solo muestra el nivel de endeudamiento.

You might be interested:  Colegios con Ley SEP: ¿Cuáles son?

Deuda Morosa

Una deuda que no será registrada en Dicom es aquella que presenta un retraso en el pago de 30 a 60 días desde la fecha acordada entre las partes involucradas.

Deuda Vencida

Cuando una deuda ha pasado más de 61 días pero menos de 90 días desde la fecha acordada para el pago, no se considera en Dicom.

Deudas No Aceptadas por Dicom

Cuando una deuda excede los 91 días de retraso en el pago, contados desde la fecha acordada entre las partes, se considera que no va a Dicom.

¿Cuáles son las deudas que me registran en Dicom?

En Chile, cuando una persona tiene deudas que ingresan a DICOM, generalmente se trata de diferentes tipos de créditos respaldados por el estado. Estos pueden ser préstamos otorgados por entidades gubernamentales o instituciones financieras para financiar estudios superiores o adquirir viviendas. También incluye las deudas relacionadas con subsidios estatales y créditos hipotecarios.

Además, las deudas que aparecen en DICOM también abarcan los créditos concedidos por bancos y otras instituciones financieras. Esto puede incluir tarjetas bancarias y otros productos crediticios ofrecidos por estas entidades.

Para evitar problemas futuros con DICOM es importante tener un buen manejo financiero. Algunos consejos prácticos son:

1) Pagar siempre a tiempo: Cumplir con los pagos mensuales establecidos en cada uno de los créditos contratados es fundamental para mantener un historial crediticio positivo.

2) Controlar el endeudamiento: Es recomendable no excederse en la cantidad de préstamos solicitados ni acumular demasiadas tarjetas bancarias, ya que esto aumenta el riesgo de sobreendeudamiento.

3) Planificar gastos: Realizar un presupuesto mensual permite tener claridad sobre los ingresos y gastos, lo cual facilita la toma decisiones financieras más acertadas.

4) Negociar ante dificultades económicas: Si surge alguna dificultad para pagar las cuotas mensuales, es importante contactarse con la entidad acreedora para buscar soluciones como refinanciamientos o reestructuraciones del pago.

María tiene una tarjeta bancaria y dos préstamos personales vigentes. Para evitar problemas futuros con DICOM, María se asegura de pagar todas sus cuotas a tiempo y controla su endeudamiento para no solicitar más créditos. Además, realiza un presupuesto mensual en el que incluye todos sus ingresos y gastos, lo cual le permite tener una visión clara de su situación financiera. Si alguna vez enfrenta dificultades económicas, María contactará a las entidades acreedoras para buscar soluciones que le permitan cumplir con sus obligaciones sin afectar su historial crediticio.

Deudas que sí y no se registran en Dicom

Muchas personas creen erróneamente que solo las deudas de grandes sumas de dinero entran en Dicom, pero la verdad es que cualquier tipo y cantidad de deuda puede llevarnos a formar parte de esta temida lista, incluso si se trata de una pequeña suma.

Existen ciertas deudas que no serán registradas en Dicom, a pesar de estar en situación de morosidad. Estas incluyen aquellas que cuentan con el respaldo del Estado, como los préstamos hipotecarios y subsidios otorgados por entidades gubernamentales. También se excluyen las deudas provenientes de tarjetas de crédito emitidas por bancos, casas comerciales e instituciones financieras. Además, las obligaciones pendientes con cajas de compensación y tributarias tampoco serán reportadas en este sistema. Es importante tener conocimiento sobre estas excepciones para comprender qué tipo de compromisos financieros pueden afectar nuestro historial crediticio.

Para que una deuda aparezca en Dicom, generalmente se requiere un retraso de más de dos meses en los pagos. La mayoría de las instituciones financieras envían la información después de 60 días desde el vencimiento del plazo acordado para pagar la deuda.

En el caso de los cheques protestados, así como las deudas relacionadas con pagarés o letras, el plazo para que sean registradas en Dicom es más limitado. Los bancos y notarías llevan a cabo revisiones periódicas de estas obligaciones y emiten informes semanalmente, lo cual significa que solo se dispone de unas pocas semanas para ser incluido en Dicom por este tipo de deudas.

Existen ciertas deudas que no son reportadas a Dicom, y estas incluyen:

Existen algunas deudas que no son consideradas por Dicom, el sistema de registro crediticio en Chile. Estas incluyen aquellas contraídas con personas naturales para el pago de arrendamientos o préstamos entre ellas. Además, las deudas originadas por la falta de pago de facturas de servicios básicos como agua, luz o gas tampoco se registran en Dicom. Por último, las obligaciones adquiridas por el uso de autopistas o mediante TAG también quedan fuera del alcance del sistema. Es importante tener en cuenta estas excepciones al momento de evaluar nuestra situación financiera y cómo afecta nuestro historial crediticio.

¿Cuándo se cae en Dicom?

El concepto de morosidad se refiere a cuando una persona o entidad no cumple con el pago de una deuda en el plazo acordado. En Chile, se considera que una deuda está en mora cuando ha pasado más de 91 días desde la fecha establecida para su pago.

La morosidad puede tener diversas consecuencias negativas tanto para quien debe como para quien presta el dinero. Para evitar caer en esta situación, es importante llevar un control estricto sobre los pagos y cumplir con las fechas estipuladas. Si por alguna razón no es posible pagar a tiempo, lo recomendable es comunicarse con el acreedor y buscar alternativas como acuerdos de refinanciamiento o reestructuración del crédito.

Un ejemplo práctico sería si tienes un préstamo personal cuya cuota mensual vence todos los 15 del mes. Si pasan más de 91 días sin realizar ningún pago, estarías incurriendo en morosidad. Para evitar esto, debes asegurarte siempre de hacer tus pagos a tiempo y mantener un registro organizado que te permita recordar las fechas límite.

En caso de encontrarte ya en situación de morosidad, es fundamental actuar rápidamente para solucionarla. Puedes negociar directamente con tu acreedor nuevas condiciones o incluso solicitar ayuda profesional a través del Servicio Nacional del Consumidor (SERNAC), quienes ofrecen asesoramiento gratuito y mediación entre ambas partes.

Recuerda que mantener tus finanzas al día y cumplir con tus obligaciones financieras son aspectos fundamentales para gozar de buena salud crediticia y evitar problemas futuros relacionados con la morosidad.

You might be interested:  Proceso de posesión efectiva en el Registro Civil

Cómo Descubrir Si Estoy En Dicom GRATIS

Para obtener el informe Dicom de Equifax de forma gratuita, puedes seguir estos simples procedimientos que te ayudaremos a realizar en Equipo Defensa Deudas. Solo necesitarás dedicar unos minutos de tu tiempo.

Existe una opción llamada “Obtenga Reporte Ley 20.575” que redirige a una página donde se encuentra un formulario para completar. Es importante proporcionar correctamente la dirección de correo electrónico en este campo, ya que es allí donde se enviará el informe Dicom Equifax Gratis.

Si se siguen estos pasos, podrás obtener de forma inmediata el informe gratuito de Dicom. Como has podido comprobar, es un proceso muy sencillo. Este trámite puede realizarse sin costo cada 4 meses, tal como lo establece la ley.

¿Cómo detectar si estoy en proceso de embargo?

Si quieres saber si tienes un embargo judicial, la forma más fácil es verificar el estado de tus juicios. Puedes hacerlo investigando en tu oficina judicial y buscando asesoramiento legal. Es importante tener en cuenta que para que se realice un embargo judicial, debe llevarse a cabo un proceso legal en el cual se informe obligatoriamente a todas las partes involucradas.

Para averiguar si tienes algún juicio pendiente o embargos judiciales, puedes acudir personalmente a la oficina judicial correspondiente a tu área de residencia. Allí podrás solicitar información sobre cualquier procedimiento legal abierto en tu contra y conocer si existe alguna orden de embargo vigente. Recuerda llevar contigo todos los documentos necesarios para identificarte correctamente.

Otra opción es buscar asesoramiento legal con un abogado especializado en derecho civil o procesal. Ellos podrán revisar tu situación específica y brindarte orientación precisa sobre posibles embargos judiciales existentes o futuros. Además, podrán ayudarte a tomar las medidas adecuadas para evitar o resolver esta situación.

Es fundamental estar informado y prevenir problemas legales relacionados con embargos judiciales. Por ejemplo, antes de realizar una transacción financiera importante como comprar una propiedad o vehículo, verifica siempre previamente si existen juicios pendientes que puedan afectar dicha operación. De esta manera te asegurarás de no adquirir bienes sujetos a posibles embargos.

Recuerda que es mejor actuar preventivamente y contar con el apoyo profesional necesario ante situaciones legales complejas como los embargos judiciales. No dudes en consultar con expertos y seguir sus recomendaciones para proteger tus intereses financieros y legales.

¿Cómo salir de Dicom?

Existen tres formas de eliminar una deuda del Informe Dicom Equifax. Vamos a analizar cada una en detalle.

Deudas que no generan registro en DICOM

La forma más fácil de resolver una deuda es pagándola, pero no es tan simple como parece. En primer lugar, debes hacer un pago para saldar tu deuda y luego obtener un certificado que confirme que ya no tienes ninguna deuda pendiente. Posteriormente, deberás presentar este certificado ante el reporte comercial correspondiente para que te eliminen de sus registros.

Cómo renegociar la deuda para salir de DICOM

Supongamos que tengo que pagar un computador en 20 cuotas mensuales de $1000 (precio ficticio). Dado que es mucho dinero para mí, decido negociar con la compañía y acordamos pagar en 40 cuotas de $500. Esta negociación implica que la deuda anterior se elimina instantáneamente y surge una nueva deuda correspondiente a la negociación.

En el caso de esta nueva deuda, me encuentro al corriente en los pagos, lo cual significa que no sería incluido en DICOM. Además, la deuda anterior ha sido liquidada y por ende podría salir del registro de DICOM. Sin embargo, es importante mencionar que para llevar a cabo este proceso, deberé acudir a las oficinas de Equifax con un certificado correspondiente para solicitar mi eliminación de sus registros. Es relevante destacar que este trámite es gratuito.

Deudas que no aparecen en DICOM

Al igual que muchas otras situaciones, las deudas tienen un plazo límite en el cual pueden ser reclamadas legalmente. Si un tribunal determina que ha pasado el tiempo establecido por la ley para demandar a una persona morosa, entonces esa deuda quedará sin efecto y la persona quedará libre de pagarla. El plazo varía según cada tipo de deuda, pero aquí veremos cuándo expira cada una.

Existen algunas deudas que no son consideradas por Dicom, el sistema de información crediticia en Chile. Estas incluyen los cheques protestados, cuyo vencimiento se cuenta a partir del momento en que se realizó el protesto y tiene una duración de 1 año. También están las letras, cuyo plazo para ser consideradas por Dicom es de 1 año contado desde su vencimiento. Los pagarés, por otro lado, entran en la lista si han pasado 1 año desde la primera cuota impaga. Por último, las deudas en general tienen un plazo máximo de 5 años para ser registradas en Dicom a partir del momento en que surgieron. Es importante tener esto presente al manejar nuestras finanzas y estar conscientes de qué tipo de obligaciones pueden afectar nuestro historial crediticio.

Duración de una persona en Dicom

Las deudas que no van a Dicom son aquellas que han vencido después de ciertos plazos establecidos. Por ejemplo, en el caso de las letras, estas vencen después de 1 año contado desde su fecha de vencimiento. En cuanto a los pagarés, estos también tienen un plazo de 1 año contado desde la primera cuota impaga para ser considerados como una deuda no registrada en Dicom.

En general, las demás deudas tienen un plazo máximo de 5 años desde su surgimiento para poder ser eliminadas del registro. Esto significa que si una persona tiene una obligación pendiente y han pasado más de 5 años sin haber realizado ningún pago o gestión relacionada con dicha obligación, esta dejará automáticamente el registro.

P.S.: Es importante tener en cuenta que estos plazos pueden variar dependiendo del tipo específico de contrato o acuerdo al cual esté asociada la obligación financiera. Además, es fundamental recordar que aunque una determinada deuda ya no aparezca en Dicom luego del tiempo establecido, esto no significa necesariamente que se haya extinguido legalmente y aún puede existir la posibilidad legal para reclamar su pago.

P.P.S: Para obtener información precisa sobre tus propias situaciones financieras y cómo afectan tu historial crediticio en Chile, siempre es recomendable consultar directamente con expertos legales o instituciones financieras autorizadas.

You might be interested:  Legislación contra el acoso y hostigamiento en Chile

Duración para eliminar una deuda castigada

Las deudas castigadas son aquellas que han sido registradas en el boletín comercial de Dicom debido a la falta de pago por parte del deudor. Estas deudas permanecen en el registro del acreedor hasta que sean saldadas, pero es importante destacar que después de 5 años, se elimina automáticamente el registro en los boletines comerciales.

Esto significa que una vez transcurrido ese período, el acreedor pierde su derecho legal para ejercer cualquier actividad contra el deudor relacionada con esa deuda específica. En otras palabras, ya no podrá tomar acciones legales ni exigir pagos adicionales al respecto.

Es importante tener en cuenta que esta eliminación del registro no implica la cancelación total o condonación de la deuda. El monto adeudado sigue existiendo y puede ser reclamado por vías legales antes del plazo establecido o incluso después si se renueva nuevamente su inclusión en los registros.

Sin embargo, es relevante mencionar también que existen ciertas excepciones a esta regla general. Por ejemplo, las obligaciones alimenticias y las multas impuestas por organismos estatales no están sujetas a este plazo y pueden mantenerse vigentes indefinidamente hasta su completa cancelación.

Plazo de vencimiento de una deuda

En Chile, es importante tener en cuenta que las deudas no caducan nunca, pero pueden prescribir si el acreedor no las reclama dentro de un plazo determinado establecido por la ley. Esto significa que aunque hayas dejado de pagar una deuda hace mucho tiempo, aún existe la posibilidad de que el acreedor pueda exigir su pago.

La prescripción es un mecanismo legal que establece límites temporales para reclamar una deuda. En general, el plazo para la prescripción varía según el tipo de obligación y puede ser desde 1 año hasta 5 años. Es importante destacar que este plazo comienza a contar desde la fecha en que se venció la última cuota impaga o desde el último acto reconocido como válido relacionado con dicha obligación.

Sin embargo, es necesario mencionar también que existen ciertas excepciones a esta regla. Por ejemplo, algunas deudas consideradas “imprescriptibles” son aquellas relacionadas con pensiones alimenticias o indemnizaciones por daños causados ​​por delitos graves.

Es fundamental estar informado sobre los plazos y condiciones específicas aplicables a cada tipo de obligación para evitar sorpresas desagradables en relación con nuestras finanzas personales. Si tienes dudas acerca del estado actual de tus deudas o necesitas asesoramiento legal al respecto, siempre es recomendable consultar a un profesional especializado en derecho financiero o contratar los servicios profesionales adecuados para recibir orientación personalizada y precisa según tu situación particular.

Cómo evitar recibir boletines comerciales

Si tienes deudas que están registradas en el Boletín Comercial, la única forma de salir de ese registro es pagando tu deuda. Una vez que hayas realizado el pago, debes iniciar un proceso llamado aclaración. Para ello, debes presentar los documentos que demuestren que has regularizado tu incumplimiento comercial en cualquier agencia oficial del Boletín Comercial.

Consecuencias de no pagar en una tienda comercial

Atrasarse en el pago de un crédito puede tener consecuencias negativas. Cuando se produce un retraso en el pago de la deuda, el banco tiene la facultad de cobrar intereses penales según las condiciones establecidas en el pagaré, los cuales generalmente se calculan utilizando la tasa máxima convencional.

1. Deudas con servicios básicos: Las cuentas pendientes con empresas proveedoras como agua potable, electricidad o gas no son reportadas a Dicom.

2. Multas municipales: Las multas por infracciones al tránsito o a normativas municipales tampoco aparecen registradas en Dicom.

3. Créditos informales: Los préstamos realizados entre particulares sin intermediarios financieros no suelen ser incluidos en Dicom.

4. Deudas menores a 5 UF: Aquellas obligaciones inferiores a 5 Unidades Tributarias Mensuales (aproximadamente $150 mil pesos chilenos) no son consideradas relevantes para ser reportadas a Dicom.

5. Deudas prescritas: Si ha pasado mucho tiempo desde que contrajiste una determinada deuda y esta ya ha prescrito legalmente, entonces no será incluida en tu historial crediticio.

6. Cuotas impagas del CAE: Aunque las cuotas impagas del Crédito con Aval del Estado (CAE) pueden generar problemas legales y afectar tu situación financiera personal, actualmente estas cuotas no están siendo informadas a Dicom.

7. Deudas con empresas extranjeras: Las deudas contraídas con entidades financieras o comerciales en el extranjero no son reportadas a Dicom.

8. Deudas por pensión alimenticia: Aunque es importante cumplir con las obligaciones de pensión alimenticia, estas no suelen ser informadas a Dicom.

9. Créditos hipotecarios y automotrices: Si bien estos créditos sí son considerados por Dicom, generalmente se les da un tratamiento especial debido a la garantía que los respalda (la propiedad o el vehículo).

10. Deudas comerciales menores: Algunas pequeñas deudas comerciales pueden no ser incluidas en tu historial crediticio si no han sido reclamadas legalmente por parte del acreedor.

Es fundamental tener presente esta información para evitar sorpresas desagradables y mantener una buena salud financiera. Sin embargo, es importante recordar que cada situación puede variar dependiendo de las políticas internas de cada entidad financiera o empresa proveedora de servicios básicos. Por lo tanto, siempre es recomendable estar al día en todos los pagos y compromisos financieros para evitar problemas futuros.

¿Cómo determinar mi tiempo en Dicom?

Para consultar tu información en Dicom, debes ingresar a su página web y buscar la opción “Consulta de Información”. Una vez ahí, deberás ingresar tu RUT y seguir las instrucciones que te den. Esto te permitirá conocer si tienes deudas registradas en Dicom y cuál es el monto adeudado.

Es importante realizar esta consulta para estar al tanto de nuestra situación financiera, ya que tener deudas impagas puede afectar nuestra capacidad para acceder a créditos o préstamos en el futuro. Además, nos permite tomar medidas para regularizar nuestras obligaciones financieras y evitar problemas legales.

Recuerda que no todas las deudas van a ser registradas en Dicom. Algunos ejemplos son los pagos pendientes con servicios básicos como luz o agua, multas por infracciones de tránsito o cualquier otro tipo de sanción administrativa. Sin embargo, es fundamental mantener un buen historial crediticio y pagar nuestras obligaciones a tiempo para evitar inconvenientes futuros.